martes, 25 de abril de 2017

Juan Eduardo Cirlot: Nebiros. Por Fátima Uríbarri

Cirlot, Juan Eduardo: Nebiros. Siruela, Madrid, 2016. 186 páginas. Comentario realizado por Fátima Uríbarri (Periodista E-mail: fauribarri@gmail.com).

Un paseo nocturno desasosegante

A Juan Eduardo Cirlot lo llamaron raro. Fue un erudito de hambre insaciable: músico, poeta, crítico de arte... ¿Fue raro? Se puede decir que sí porque militó en las vanguardias, le fascinó la música dodecafónica, incluso creó, como señala la también poeta Clara Janés, “una particular escritura experimental, una notoria expresión fonética y fonovisual y culminó sus empeños con la poesía permutatoria”.

Como poeta ha sido rompedor y prestigioso, es autor del ciclo Bronwyn, de En la llama... Como experto en arte es autor de un imprescindible Diccionario de símbolos. ¿Y como novelista? Hemos sabido hace bien poco que lo fue. Nebiros es su única novela. Se ha descubierto el manuscrito de esta obra inédita en una feliz coincidencia con el centenario de su nacimiento. Su hija Victoria, eminente medievalista y una de las responsables de la publicación de Nebiros, cuenta que encontró el manuscrito regado de tachaduras y líneas rojas en un armario de casa de sus padres años después de la muerte de Cirlot, fallecido en 1973. Victoria se quedó perpleja: no sabía que su padre había escrito una novela y además Cirlot había destruido todos sus manuscritos anteriores a 1958. Nebiros se ha podido recuperar también porque había una copia en los archivos de la censura, autora de las líneas rojas que llamaron la atención de Victoria Cirlot.

lunes, 24 de abril de 2017

Antonio López Baeza: Carlos de Foucauld. Por Carlos Gómez-Vírseda Martínez

López Baeza, Antonio: Carlos de Foucauld. La fragancia del Evangelio. PPC, Madrid, 2016. 243 páginas. Comentario realizado por Carlos Gómez-Virseda Martínez.

Esta obra de lectura espiritual está escrita con motivo del 100º aniversario de la muerte del bienaventurado Carlos de Foucauld. Desde la primera línea, confiesa el autor la dificultad de escribir algo nuevo sobre el “hermano universal”, uno de los grandes maestros que sin duda ha marcado la espiritualidad del último siglo. Con todo, el libro consigue acercar la figura del místico misionero, que aun muriendo solo y sin compañeros, logró inspirar a muchos tras él, dando fruto como el grano de trigo que muere en la tierra.

Antonio López Baeza, desde la atalaya de su dilatada experiencia, realiza una lectura personal de “su” Carlos de Foucauld (ese es el nombre del programático primer capítulo). Se presentan textos del propio Foucauld, apuntes biográficos del soldado francés convertido en misionero, extractos de sus cartas más personales e íntimas, notas espirituales de sus diarios y retiros. Todo ello, entretejido con la propia experiencia del autor: su profunda espiritualidad deudora de los grandes místicos españoles; la sensibilidad social de quien se ha dedicado pastoralmente al mundo obrero; la preocupación postconciliar en temas sobre el futuro de la Iglesia y el diálogo con el mundo; su visión esperanzada por el talante inspirador del papa Francisco, etc.

El título expresa bien el poso que deja la lectura pausada de este libro espiritual. Una fragancia a Evangelio, en el que lo humano no se opone a lo divino, mas al contrario, lo propio divino es hacernos justamente más humanos. Este proceso se presenta al estilo de Jesús, mediante el abajamiento humilde, el servicio a los últimos, el diálogo respetuoso y la oración silenciosa ante el Absoluto. Estas claves van siendo desgranadas hondamente a lo largo de los 13 capítulos del libro, reavivando el don del hermano Foucauld en la conmemoración de su muerte.

viernes, 21 de abril de 2017

Alexis de Tocqueville: Recuerdos de la Revolución de 1848. Por Alfredo Verdoy

Tocqueville, Alexis de: Recuerdos de la Revolución de 1848. Trotta, Madrid, 2016. 271 páginas. Traducción de Marcial Suárez. Comentario realizado por Alfredo Verdoy (Profesor de Historia de la Iglesia, Universidad Pontificia Comillas de Madrid).

Alexis de Tocqueville (1805-1859) sigue estando de actualidad entre nosotros. Trotta en su colección Clásicos de la Cultura acaba de publicar la segunda edición, la primera en 1994, de los Recuerdos de la Revolución de 1848 del abogado, hombre de acción y estudioso y analista político, el diputado Tocqueville. Diputado entre 1839 y 1849 del distrito normando de Valognes. La edición que a continuación presentaremos está precedida por un autorizado y preciso prólogo del catedrático de Sociología de la Complutense, Ramón Ramos.

La naturaleza híbrida del texto, ni memorias públicas ni diario íntimo, nos permite captar, por una parte, el curso y los acontecimientos más salientes de la Revolución de 1848 y, por otra, conocer el estilo, el talante, las pretensiones y el mensaje político de su autor. Complementan estos Recuerdos un buen puñado de páginas en las que el autor pasa revista y justifica su paso por el gobierno, más concretamente por el ministerio de Asuntos Extranjeros, durante el segundo gobierno republicano de Barrot entre junio y noviembre de 1849 así como un muy cuidado índice onomástico.

El estilo de Tocqueville está muy alejado del de los memorialistas de su época. Escribe de manera sencilla, clara y concisa. Parece más hijo del siglo XX que del siglo XLX. Pesaron más en él la lógica, el análisis muy frio y no pocas veces escorado y justificativo de su modo de proceder y de su propio credo que la defensa de un modelo concreto de república. Con todo, en este libro se postula y justifica la incipiente libertad democrática; muy distinta de las que por entonces defendían la nueva burguesía y los socialistas, comunistas y librepensadores del momento. Frente al estrecho concepto de libertad amarrado desde las instancias del nuevo poder burgués, Tocqueville reclama su universalidad; frente a la libertad exaltada y sin límites de los socialistas, comunistas y revolucionarios, nuestro autor se decanta por su progresividad y sostenibilidad y no por explosión e imperio al precio de su propia existencia.

jueves, 20 de abril de 2017

Francesc Torralba: La revolución ética. Por Lucía Muñoz Moro

Torralba, Francesc: La revolución ética. PPC, Madrid, 2016. 232 páginas. Comentario realIzado por Lucía Muñoz Moro.

No te quedes mirando... En el mundo actual de la sociedad de la información, nos llegan todos los días noticias de desgracias, de tragedias, de situaciones de gran injusticia y estamos acostumbrados a comportarnos como meros espectadores. Nos enteramos, eso sí, de todo lo que pasa, pero, ¿para qué? La mayoría de las veces nos limitamos a una mirada curiosa, pasiva y sin compromiso.

Este libro parte de esta realidad para plantear la necesidad de un comportamiento diferente en las personas, que haga que en el nuevo mundo que está naciendo, palabras como intransigencia, indignación, indiferencia queden desplazadas por conceptos como veracidad, honestidad, justicia, compasión, solidaridad. Para Torralba, el primer paso en positivo es conseguir que todas estas situaciones negativas que suceden cada día nos duelan; que no nos dejen tranquilos, incluso que hagan nacer en nosotros la indignación, pero una indignación que nos ayude a movernos a cambiar las cosas. Pero, ¿estamos dispuestos a cambiar cosas? Porque todo esto depende casi solo de nosotros, de la iniciativa individual.

El libro ayuda a tomar consciencia de que es tarea de todos y cada uno, en todas y cada una de las decisiones cotidianas. Ayuda a desterrar la idea de que nada depende de nosotros y de que no podemos hacer nada, solo encogernos de hombros. Las herramientas para esta transformación son la sensibilidad hacia el otro, la compasión, la sobriedad, ser feliz con menos, la misericordia, en definitiva, la revolución del corazón que nace del amor.

Uno de los ejemplos del amor es la solidaridad, que se opone al individualismo, a la fragmentación social y a la indiferencia. La solidaridad exige el cultivo de la tolerancia pero también de la paciencia, lo que supone ceder con generosidad en favor de otros. Y no solo lo que nos sobra sino también cosas que son importantes para nosotros. Porque debemos ser conscientes, como nos dice el autor, de que todo lo que tenemos es un don recibido, de que nada es nuestro y de que debemos decirles a las generaciones futuras: “Tomad y recibid” parafraseando a san Ignacio de Loyola. Todo esto es lo que Francesc Torralba denomina La revolución ética: cambiemos pues la forma de mirar el mundo. Empieza tú; no seas cobarde; deja que tu corazón te mueva; sé valiente; ¡sé ético!

miércoles, 19 de abril de 2017

Xavier Zubiri: En torno al problema de Dios. Por Sergio Gadea

Zubiri, Xavier: En torno al problema de Dios. Encuentro, Madrid, 2016. 96 páginas. Comentario realizado por Sergio Gadea.

Es la primera vez que este pequeño texto del filósofo español contemporáneo con, quizás, el pensamiento metafísico más sólido realizado en lengua hispana, ve la luz de modo independiente. Concebido y publicado primeramente en la Revista de Occidente en 1935 y ampliado en 1936, el texto mantiene una actualidad indiscutible por los temas tratados y constituye una magnífica introducción al pensamiento zubiriano. De hecho, el problema de Dios, de las religiones, del ateísmo y del cristianismo interesa al autor a lo largo de todo su pensamiento.

El problema de Dios en este texto es analizado desde el horizonte filosófico de la fenomenología de la cual Zubiri es heredero, lejos ya de un intento racional de demostrar la existencia de Dios: el problema de pensar lo divino coincide aquí con el problema que constitutivamente tiene todo hombre al encontrarse existiendo y tener que realizarse como persona viviendo con y entre las cosas, con las demás personas y consigo mismo. Un concepto clave tanto en su filosofía como en esta obra es el de religación, es decir, ese «vínculo ontológico del ser humano» (p. 47) con aquello que fundamenta su vida que si bien obliga al hombre a existir, también religa esa existencia, la ata y la relaciona, con aquello que es fundamento de su ser, esto es, con Dios. La religación es, para Zubiri, el supuesto ontológico de toda religión y de la posibilidad de acceso a la revelación y, a la vez, de un posible ateísmo, por cuanto el individuo puede olvidarse de la religación y vivir el éxito de su vida como si este fuera el único absoluto, afirmando en definitiva que él mismo es Dios. Para el filósofo español sin duda su tiempo fue una época de esta «soberbia de la vida» (p. 81) y de afirmación categórica de la personalidad sobre todo lo demás. Y quizás, de ahí la actualidad del texto, también nuestros días puedan ser entendidos desde este modo de entender la religación.

martes, 18 de abril de 2017

Leandro Sequeiros: El diseño chapucero. Por Jesús Sanjosé del Campo

Sequeiros, Leandro: El diseño chapucero. Darwin, la biología y Dios. Khaf, Zaragoza, 2010. 207 páginas. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

El incansable publicista Leandro Sequeiros, colaborador habitual de la revista Razón y Fe, ofrece un título nuevo acerca del eterno tema de las relaciones entre la razón y la fe, tema siempre presente a lo largo de la historia del pensamiento, en unas épocas bajo el epígrafe de la compatibilidad filosofía y teología, hoy bajo el de la compatibilidad entre fe y ciencia. Y dado que la ciencia de moda en la actualidad es la biología, el tema se centra en la compatibilidad entre un dios creador de la nada y las corrientes evolucionistas. La ocasión para abordar de nuevo este tema se la da la confluencia de dos acontecimientos: por un lado, el segundo centenario de Darwin y, por otro, la campaña de militancia atea financiada por Dawkins, campaña que ha paseado por nuestras ciudades una serie de anuncios afirmando que dios no existe en los autobuses urbanos. La doble coincidencia da ocasión al profesor Sequeiros, científico y creyente, de dar testimonio de su doble militancia, planteando de nuevo la compatibilidad de ambas, en diálogo con otras teorías negacionistas o simplificadoras.

lunes, 17 de abril de 2017

José Luis González-Balado y Janet Nora Playfoot Paige: Madre Teresa de los pobres. Por David Cabrera Molino

González-Balado, José Luis y Playfoot Paige, Janet Nora: Madre Teresa de los pobres. San Pablo, Madrid, 2016. 472 páginas. Comentario realizado por David Cabrera Molino.

Madre Teresa de Calcuta es una de esas santas de nuestra Iglesia que cautiva. Por su vida, su testimonio y su fe. Quien se acerca a conocer su vida y su historia descubre rasgos de la santidad que Dios regaló en vida a esta mujer pequeña pero de corazón grande. Este libro es un acercamiento a la santa, pero también a la mujer de carne y hueso. Es una obra extensa en contenidos. Y también repetitiva. Consta de dos partes bien diferenciadas.

Al comienzo los autores presentan una biografía de Inés, nombre de la Madre Teresa. Hacen un recorrido por su historia vital desde su querida Albania hasta sus últimos días en la India. Encontramos trazos realmente impresionantes y sugerentes para conocer a quien fue canonizada hace poco por el Papa Francisco. La otra parte de esta obra ofrece un conjunto de textos. Muchos de ellos escritos por ella. La mayoría son discursos o palabras pronunciadas en diversos contextos y a diversos grupos. El lector notará en esta segunda parte que las ideas de la Madre Teresa son siempre las mismas: servir desde Dios a los pobres. Esa fue su vocación. En este sentido, estos escritos ayudan a conocerla bien y a entender cuál es su verdadero fundamento. 

Es cierto que la Madre Teresa de Calcuta no hizo más que seguir a Jesús y atender a su llamada de servicio a los pobres. Supo rodearse de buenas mujeres que encontraron en ella a una madre y una inspiración. De ahí saldrá la congregación de las Misioneras de la Caridad. Los autores de la obra narran la fundación de la congregación y sus altibajos.

Es un libro sencillo, de fácil lectura, que inmediatamente atraerá al lector hacia este personaje. No se confundan y no esperen de esta obra una obra definitiva. Solo encontrarán en ella un inicio para seguir conociendo a la Madre Teresa. Los autores son grandes conocidos de esta mujer y así lo hacen notar en la obra. Cosa que se agradece en la lectura, porque evita traer continuamente citas de otros. Quien quiera conocer un poco más a esta mujer, aquí tiene un libro para comenzar a descubrirla.

jueves, 13 de abril de 2017

Jean Vanier: Jesús vulnerable. Por Javier Sánchez

Vanier, Jean: Jesús vulnerable. PS, Madrid, 2016. 110 páginas. Colección "Espiritualidad" 48. Traducción de Javier Sánchez Villegas. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Los asiduos del blog ya conocen a Jean Vanier. De hecho, comenzaba esta singladura, allá por marzo de 2012, con un comentario a una de sus obras: La comunidad, lugar del perdón y de la fiesta (para ver todos los comentarios de los libros de Jean Vanier, pinchar aquí). Este autor, como sabéis, me ha marcado mucho en la vida y me ha dado la posibilidad de conocer el mundo fascinante de las personas con una discapacidad intelectual o física.

El hecho es que, en abril del año pasado, en la presentación del libro en Madrid de Marie-Hélène Mathieu y Jean Vanier: Nunca más solos, tuve la posibilidad de plantear el proyecto de traducir al español el resto de la obra de Vanier. El director de la editorial PS (Perpetuo Socorro, de los redentoristas) me dijo que lo estudiaría. Como consecuencia de todo aquello (avatares diversos incluidos), el primer libro de Vanier está viendo la luz. Como siempre, dependiendo de cómo se venda éste, vendrán en el futuro nuevos títulos. Así que dadle, por favor, la mayor difusión posible. ¡Es por una buena causa!

Jesús vulnerable, la obra que estamos presentando, surgió como consecuencia de un retiro  que Jean Vanier dio en La Ferme de Trosly (un pueblecito a 100 km de París, donde él vive) durante la Semana Santa de 2010. El objetivo era "introducirnos en el misterio de la vulnerabilidad de Jesús, el cual nos llama a todos a acoger nuestras propias vulnerabilidades".

martes, 11 de abril de 2017

Marta Gómez Casas: Eva encadenada. Por Sandra Chaparro

Gómez Casas, Marta: Eva encadenada. Violencia sexual contra las mujeres del mundo. San Pablo, Madrid 2016, 272 páginas. Comentario realizado por Sandra Chaparro.

La periodista Marta Gómez Casas nos habla de los diversos tipos de violencia ejercida sobre las mujeres en el mundo. El libro, magníficamente documentado, ofrece datos, cifras y entrevistas con las víctimas. Ante nuestros ojos desfilan, entre otras cosas, relatos de violencia doméstica, de matrimonios forzosos, de mujeres sometidas a la violencia en guerras y campos de refugiados. El efecto de esta avalancha informativa es devastador. La autora encuentra las causas de esa violencia en la discriminación histórica contra las mujeres de las sociedades patriarcales, en la desigualdad económica y en la inercia de los Estados.

Si algo nos queda claro tras la lectura de estas páginas es que la violencia contra las mujeres no se limita a una cultura ni a un país, ni tampoco a grupos específicos de mujeres en el seno de una sociedad. Las culturas se convierten en una trampa para muchas mujeres, cuya situación es aún más desesperada por un desamparo fruto de las situaciones de conflicto, de la ausencia de una legislación protectora o de su total ineficacia. De ahí que el cambio ha de basarse en la reforma de las sociedades en su conjunto, empezando por el desmantelamiento de mitos arcaicos, que, como el de Eva, han cristalizado en el imaginario de generaciones, transmitiendo una imagen de la mujer como pecadora, seductora y responsable de la expulsión de los seres humanos del jardín del Edén. Marta Gómez Casas nos la evoca encadenada para sugerir, que las cadenas que atan a las mujeres a la violencia están hechas de las ideas, las creencias y los valores de las sociedades patriarcales en los que hemos sido educados desde la infancia. La ciencia ilustrada entendía que la diferencia entre los varones fuertes y racionales y las mujeres débiles y emocionales era biológica. Hoy creemos que se trata de diferencias culturales y sociales que deberíamos ser capaces de superar hablando y educando a nuestros niños en mitos más constructivos sobre las mujeres. Para cambiar patrones de conducta es imprescindible saber primero a qué nos enfrentamos.

El libro de Marta Gómez Casas es un libro duro, y quizá se eche en falta algo más de contexto y de interpretación de los datos que nos ofrece. Pero tras recorrer de su mano los muchos relatos de violencia contados por las víctimas en primera persona, cerrar los ojos ya no es una opción.


lunes, 10 de abril de 2017

Andrés Sorel: Las voces del Estrecho. Por Celestino Epalanga

Sorel, Andrés: Las voces del Estrecho. Akal, Madrid, 2016. 222 páginas. Comentario realizado por Celestino Epalanga.

El autor, nacido en Segovia durante la guerra civil, filósofo y literato galardonado en 2013 con el premio José Luis Sampedro, ha publicado 50 libros entre novelas y ensayos. En esta obra Las voces del estrecho, Sorel da rostro y voces a los muertos anónimos. Pone nombres a quienes los perdieron junto con la vida en el mar. Documenta los indocumentados. Habla de las víctimas de la emigración y del fenómeno migratorio provocado por causas económicas y crisis humanitarias, de gentes que, procedentes de África, buscan las costas españolas para intentar desarrollar nuevas formas de vida; en definitiva, de gente que escapa al abrazo de la muerte que les amenaza desde el nacer. Se denuncia la explotación, el latrocinio de las grandes empresas y regímenes políticos, coloniales o lacayos, sobre territorios cuyas riquezas esquilman; las guerras y las cruzadas militares ininterrumpidas para apoderarse de sus minerales; el tráfico de seres humanos, las torturas y los sufrimientos de los miles de niños que no llegan a alcanzar playa alguna, o si lo hacen, pasan a formar parte de trabajo y vida que les imponen «aquellos que nunca serán culpabilizados por las muertes de quienes no alcanzan la tierra prometida» (p. 9). 

Las voces del estrecho se unen a las voces del genocidio provocado por las guerras en el Oriente Medio, en África y en Asia, a la dolorosa marcha de esos miles de mujeres, niños y hombres que huyen de las masacres provocadas «por los aviones y tropas de los países occidentales que siempre buscan beneficios para su economía y estrategia de dominio mundial» (p. 10). Esas voces muertas que componen una suerte de oratorio o canto fúnebre nos dicen que no se emigra por placer sino más bien para buscar la supervivencia. Esta obra nos habla de personajes que se han extraviado por el camino en busca del paraíso, España, sorprendidos por espejismos sórdidos y caprichosos, y de unas vidas interrumpidas, de sueños quebrados y de historias humanas que el autor va a intentar eternizar. 

El mar se ha tragado miles de vidas y Sorel intenta rescatar las voces que ya nadie escucha, a las que no se da importancia a las víctimas sin nombre, las voces del Estrecho. Es un libro intenso, un libro que duele porque es un relato de sueños rotos, de anhelos de libertad frustrados, de la miseria y el oscurantismo en que vivían, de la violencia que soportaban, todo lo cual les llevó a abandonar su tierra, a romper con sus raíces, en el intento de buscar una vida mejor.

viernes, 7 de abril de 2017

Gilles Lipovetsky: De la ligereza. Por Javier Sánchez

Lipovetsky, Gilles: De la ligereza. Hacia una civilización de lo ligero. Anagrama, Barcelona, 2016. Colección Argumentos 501. 344 páginas. Traducción de Antonio-Prometeo Moya. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Gilles Lipovetsky (París, 1944) no necesita presentación. Cualquier persona que haya estudiado en los últimos veinte años una carrera de humanidades se habrá encontrado seguramente con el término “postmodernidad”, concepto acuñado por él en su gran obra La era del vacío. De hecho, no es posible hoy día pensar en nuestra realidad individual o social de una forma grave sin tener en cuenta sus grandes aportaciones, que van directamente a las raíces mismas de lo que somos como sujetos y como ciudadanos. Influido por el pensamiento de los grandes filósofos de la postmodernidad, principalmente por el de Gianni Vattimo y Jean Baudrillard, Lipovetsky se desmarca de ellos en cuanto que busca la genealogía de las realidades individuales y sociales (no en vano la primera cita que encontramos en el libro que estamos presentando hace referencia a Nietzsche), más allá de cualquier tradición filosófica anterior. De la ligereza es fruto de un empeño: descubrir los pilares que sirven de fundamento a la realidad social actual, siempre en clave genealógica. Pero, ¿qué es la ligereza?

Para Lipovetsky, la ligereza es la tendencia dominante en el espíritu de nuestra época (Marx habría dicho: la ideología de nuestra época), cuyo objetivo se expresa en los dominios más diversos: moda, diseño, decoración, arquitectura. Para el autor, dicha ligereza está configurando la actual “civilización de lo ligero”, la cual se sustenta en el llamado “principio ligereza”. Dicho principio, que hay que pensar como una estructura antropológica de lo imaginario, al mismo tiempo que como una aspiración humana, siempre ha encontrado maneras de materializarse en la vida social, a partir de los siguientes arquetipos: ligereza aérea, ligereza-movilidad, ligereza-distracción, ligereza frívola, ligereza veleidosa, ligereza-estilo y ligereza sabia. De entre todos ellos, el mundo actual concede claramente la primacía a la ligereza frívola, aunque la ligereza sabia no ha dicho todavía la última palabra. Lipovetsky, llegado a este punto, comienza a analizar la ligereza tal y como se da en nuestra cultura occidental. Para ello, se centra en ocho manifestaciones globales de la ligereza, las cuales articulan su libro en otros tantos capítulos. De entre todas ellas, vamos a detenernos con mayor detalle en las cuatro primeras.

jueves, 6 de abril de 2017

Zygmunt Bauman: Extraños llamando a la puerta. Por Sergio Gadea

Bauman, Zygmunt: Extraños llamando a la puerta. Paidós, Barcelona, 2016. 111 páginas. Traducción de Albino Santos Mosquera. Comentario realizado por Sergio Gadea.

Justo antes de ponerme a escribir esta recensión tenía una conversación con un vecino que, por casualidad, había acabado pasando una tarde en un centro de acogida para inmigrantes llevado por unas religiosas. Estaba impresionado, sobre todo, por vivir de espaldas a una realidad que, aunque se conoce, se ignora. Precisamente, ese parece ser el mismo punto de inicio de la reflexión de Bauman quien, en apenas un centenar de páginas, analiza el conjunto de factores que están presentes en la complejidad de los movimientos migratorios. Inseguridad ciudadana, populismos en la política, manipulación en la comunicación, precariedad laboral, debilidad de los gobiernos, la individualización de una sociedad orientada al rendimiento... todo ello está presente en las dinámicas migratorias, según el ensayista polaco, mientras el ciudadano medio percibe cómo cambia el suelo bajo sus pies sin que pueda apenas percibir de dónde vienen los movimientos de cambio. A pesar de que, para Bauman, los migrantes «nos recuerdan de manera irritante, exasperante y hasta horripilante la (¿incurable?) vulnerabilidad de nuestra posición y la fragilidad endémica de ese bienestar nuestro que tanto nos costó alcanzar» (p. 21).

En los seis capítulos de esta obra, Bauman encadena causalmente todos estos factores: la sensación generalizada de inseguridad existencial (por la precariedad laboral, especialmente) y el desplazamiento de la preocupación ciudadana a aquellos problemas que los gobiernos son más capaces de manejar (la seguridad antiterrorista o el control migratorio; el advenimiento de figuras políticas que consiguen altas cotas de popularidad en Europa con propuestas que tocan los miedos del ciudadano, etc. Bauman, a lo largo de la obra, cae en la cuenta de que todos estos procesos tienen unas víctimas claras: los migrantes, quienes, calificados como peligrosos, quedarían fuera de toda responsabilidad moral, para llegar, incluso, a ser el foco de los odios y las frustraciones sociales. Esta breve obra, fiel al estilo “profético” de este veterano pensador, supone toda una toma de conciencia alejada de una buena intención no discernida. Su alegato, en todo caso, es claro: recurriendo a Kant, Bauman propone la sustitución de la hostilidad por la hospitalidad. Un cambio de política y de mirada apuntado aquí de modo teórico, pero que muchas instituciones y personas anónimas ya están llevando adelante en la práctica.

miércoles, 5 de abril de 2017

Jared Diamond: Sociedades comparadas. Por Eduardo Tagle

Diamod, Jared: Sociedades comparadas. Un pequeño libro sobre grandes temas. Debate, Barcelona, 2016. 192 páginas. Traducción de Jesús Cuéllar Menezo. Comentario realizado por Eduardo Tagle.

No es fácil explicar los problemas que vive el mundo de hoy en día. Tampoco lo es seleccionar cuáles son los más importantes, analizarlos, e intentar ver qué soluciones podrían tener. Uno de los motivos es la intensa relación que tienen unos con otros: complejos conflictos económicos, diferencias culturales y religiosas, o incluso situaciones geográficas, interaccionan entre sí haciendo imposible estudiar estos sucesos de manera independiente. En Sociedades comparadas, Jared Diamond se enfrenta a esta problemática. Es un ensayo que, si bien no persigue solucionar el mundo, sí trata de desentrañar estos problemas, y logra plantear conclusiones muy valiosas que pueden servir de punto de partida para encontrar soluciones.

El título de la obra hace referencia al método que Diamond utiliza para su estudio. Simplemente comparando diferentes sociedades, países y sucesos, en diferentes lugares del planeta y en diferentes momentos de la historia, el autor es capaz de sacar conclusiones sobre por qué unos países son más ricos que otros, cuál será el devenir de China, o incluso proponer ciertas pautas para la gestión de crisis de los países. De manera ordenada capítulo a capítulo, se desarrollan los temas, llevando al lector a profundizar primero en problemas más amplios para ir, posteriormente, adentrándose en conflictos más concretos. En todo este proceso, el autor nunca olvida el difícil planteamiento de los temas y de más aún difícil solución. El tono informal de la escritura, así como el uso de ejemplos sencillos de la vida cotidiana para explicar difíciles conflictos, ayudan igualmente al lector a comprender situaciones controvertidas y complejas como la transmisión de enfermedades en el primer y tercer mundo, o a identificar qué valores de la sociedad hacen que un país supere una crisis o no. El autor es capaz de plantear una explicación razonada para cada uno de los problemas que aborda en cada capítulo. Como es de esperar al tratarse de temas que podrían abarcar libros enteros, en alguno de ellos sentimos que se queda corto. Con todo, es motivo de admiración responder a la pregunta “¿por qué unos países son más ricos que otros?”, en apenas cincuenta páginas.

Para aquellos lectores en los que despierten ganas de saber más, será de gran ayuda la bibliografía referenciada al finalizar el libro. De este modo el autor logra su objetivo, que no es si no hacer que el lector disfrute planteándose preguntas sobre cómo y por qué suceden las cosas, y por qué las instituciones no llevan a cabo soluciones a priori sencillas. Estas preguntas y conclusiones puestas en manos del lector, junto con el método con que los aborda y el dinamismo del libro, hacen muy rica la obra. Sin duda un libro muy recomendable para todos aquellos que se pregunten cómo y hacia dónde avanzan las personas y las sociedades, por qué los países actúan como actúan según su entorno, y cuál podría ser el futuro de la humanidad según escojamos un rumbo u otro.

martes, 4 de abril de 2017

Felicísimo Martínez Díez: La moral cristiana, ¿opresora o liberadora? Por Iván Pérez del Río

Martínez Díez, Felicísimo: La moral cristiana, ¿opresora o liberadora? La pureza y el don. San Pablo, Madrid, 2016. 357 páginas. Comentario realizado por Iván Pérez del Río.

En la actualidad es usual encontrarse a personas que conciben las religiones como un conjunto de normas morales. La religión cristiana no se escapa de esta visión. En la prensa es habitual que aparezcan noticias sobre la posición de la Iglesia respecto al uso de medios anticonceptivos, su posición respecto a la homosexualidad, la comunión o no de las personas divorciadas y vueltas a casar, el aborto, etc. Esta realidad es más representativa de las sociedades occidentales, en las que la Iglesia Católica ha tenido un peso social grande. Cualquiera podría pensar que el cristianismo es fundamentalmente eso, un conjunto de normas, un código de conducta. Es solo eso, ¿un conjunto de cánones que regulan la conducta de los hombres? A veces incluso en el modo de presentar la moral cristiana puede dar la impresión de que se impone y de que, además, se hace extensible a toda la sociedad, ¿la moral que emana de la religión cristiana es solo para los cristianos o es universal?

En la obra el autor responde a esas preguntas y plantea la actual crisis de la moral cristiana. Felicísimo defiende una moral propuesta y no impuesta, una moral dialogada y reflexionada y no cerrada e inamovible, como si se tratara de un código legal. En el libro se enfatiza mucho la distinción entre fe y moral, para destacar que el núcleo del cristianismo es una experiencia religiosa, Jesucristo, y no un conjunto de mandatos o de valores. Resulta evidente que una fe madura desemboca necesariamente en una conducta coherente. Fe y moral, aunque distintas, están relacionadas.

viernes, 31 de marzo de 2017

Ignacio Álvarez-Ossorio: Siria. Por Daniel Izuzquiza

Álvarez-Ossorio, Ignacio: Siria. Revolución, sectarismo y yihad. Los Libros de la Catarata, Madrid, 2016. 192 páginas. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Desde hace años, la población siria sufre los bombardeos de la guerra. Desde hace años, también nosotros sufrimos el bombardeo mediático en torno a esa misma guerra en Siria. La diferencia, por supuesto, es abismal. Para la opinión pública occidental, este conflicto parece demasiado complejo y enquistado, generando no poca confusión e impotencia.
Este libro ofrece un material muy apropiado y útil para hacerse un mapa mental de la situación. Escrito por un especialista en Oriente Medio, profesor titular de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Alicante, este libro es a la vez breve y fundamentado, claro y suficientemente complejo, crítico y constructivo. Sus diez capítulos tienen un sentido en parte sistemático y en parte cronológico: se presentan diversos aspectos del conflicto a medida que se narra la evolución del mismo. Así, el primer capítulo describe “la Siria de los Asad”, un régimen de naturaleza clánica que ha gobernado el país, con mano de hierro, desde 1971 con Hafez al-Asad y, desde 2000, con su hijo Bashar.
El segundo capítulo narra la primavera árabe en Siria, destacando la importante pero ignorada resistencia popular no violenta, así como su progresivo bloqueo entre el régimen y los yihadistas.
“La estrategia de la tierra quemada”, título del tercer capítulo, responde bien a la realidad: una política de guerra contra la propia población en las zonas rebeldes, empleando medios cada vez más brutales (torturas y desapariciones masivas; bombardeos sistemáticos, incluso contra escuelas y hospitales; armas químicas).
Los tres capítulos siguientes hablan de la militarización del levantamiento (cap. 4), de la oposición fragmentada (cap. 5) y de la tempestad yihadista, con el Frente Al-Nursa y el ISIS-Daesh (cap. 6).
El puzle se completa, en el capítulo 7, explicando el gran juego regional: por un lado, Irán, sus satélites chiíes y el apoyo de Rusia; por otro, Arabia Saudí y su promoción del wahabismo; finalmente, las agendas de Turquía y Qatar.
El resultado, bien conocido, se recoge en los tres últimos capítulos: una guerra de agotamiento (cap. 8), una catástrofe humanitaria que supera todos los límites (cap. 9) y una paz que permanece muy alejada, a pesar de tibios intentos de pacificación (cap. 10).
La complejidad del asunto requiere una lectura atenta, pero sin duda la gravedad de la cuestión lo justifica. Y el resultado merece la pena.

jueves, 30 de marzo de 2017

Vittorio Messori: Hipótesis sobre Jesús. Por José María Vaca Nieto

Messori, Vittorio: Hipótesis sobre Jesús. Mensajero, Bilbao, 2008. 307 páginas. Traducción de Vicente Gamarra. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

Se trata de un informe acerca de Jesús de Nazaret, realizado por un periodista bien documentado, que va tratando de responder a la mayoría de las preguntas que se hace la gente de la calle acerca de este personaje histórico. No es una exposición sistemática, realizada por un teólogo, con el afán de divulgar las últimas investigaciones acerca de la persona de Jesús. Lo cual no invalida que lo que se transmite en el libro sea un contenido valioso sobre un tema interesante y muy apto para que un importante número de gente amplíe y profundice determinados aspectos que tienen que ver con su propia fe. En definitiva, eso es lo que hace el autor: optar por la fe en que el Jesús de los Evangelios es el Señor, el elegido de Dios, tras hacer un recorrido por las múltiples teorías que se han elaborado a lo largo de los últimos siglos y que han llevado a muchos otros a optar por la simple humanidad grandiosa del personaje.

martes, 28 de marzo de 2017

Kiko Lorenzo: Metáforas para entender la crisis. Por Daniel Izuzquiza

Lorenzo, Kiko: Metáforas para entender la crisis (y no volver a repetirla). PPC, Madrid, 2016. 110 páginas. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Creo que este libro se entiende bien en su contexto inmediato. El autor es el coordinador de Estudios de Cáritas Española y de la Fundación FOESSA y, como tal, ha tenido que bregar cotidianamente con la larga crisis que sufrimos. Entre otras cosas, ha sido el director de la VII edición del prestigioso informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España, publicado en 2014, y que seguirá siendo un referente imprescindible para el debate de los próximos años. Pues bien, me parece que después de todos estos intensos años, el autor necesitaba ‘soltarse’ del aparato crítico y de la representación institucional y ofrecer una voz más personal, más narrativa, más cercana. Quizá necesitaba también tomar un poco de distancia respecto del conocimiento científico, para quedarse con los aprendizajes y la sabiduría acumulada en el proceso. Pero, al hacerlo, los que salimos beneficiados somos los lectores.
Nos encontramos ante cuatro metáforas (la sociedad Ikea, el terremoto, un atasco de tráfico y una vacuna recién descubierta) desarrolladas en cuatro capítulos que permiten, efectivamente, entender la crisis y dar pistas para aprender de ella y no repetirla. Son, también, cuatro preguntas: ¿qué sociedad desvela la crisis?, ¿ha terminado la crisis?, ¿estamos todos implicados? y ¿cómo salimos de aquí?
El primer capítulo, pues, desenmascara un modelo de sociedad con estos siete rasgos: cree que «más es siempre igual a mejor»; es individualista y olvida la dimensión comunitaria; está mercantilizada; es caprichosa y confunde necesidad con deseo; es hedonista; es superficial y vive bajo la tiranía de la imagen; y es depredadora, pues todo tiene fecha de caducidad.
La metáfora del terremoto, en el segundo capítulo, muestra que la crisis ha golpeado de manera mucho más intensa a quienes ya eran pobres antes de la misma.
El tercer capítulo indica, a través de la imagen del atasco de tráfico, que en el fondo tenemos las instituciones que nos merecemos y que necesitamos más sociedad civil para reforzar lo público.
Finalmente, en el capítulo cuarto, Lorenzo presenta un ejemplo muy gráfico. Si un científico descubre una nueva vacuna, ¿a quién se le ocurre pedirle a ese investigador las vías para financiar la vacuna? Entonces, ¿por qué siempre se bloquean las propuestas sociales preguntando de dónde sacaremos el dinero para pagarlas?
El capítulo, y el libro, muestra vías para salir de la crisis en clave de solidaridad…, sabiendo que eso supone elegir y optar.

lunes, 27 de marzo de 2017

Eugenio Trías: Vértigo y Pasión. Por Sergio Gadea

Trías, Eugenio: Vértigo y Pasión. Un ensayo sobre la película Vértigo de Alfred Hitchcock. Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2016. 130 páginas. Comentario realizado por Sergio Gadea.

Eugenio Trías, filósofo fallecido en 2013, visionó en varias ocasiones la película Vértigo de entre los muertos— del cineasta Alfred Hitchcock para mostrar su juicio sobre lo que constituye una obra de arte, con sus componentes y su efecto sobre los espectadores. En 1982, publicaba Lo bello y lo siniestro y en 2013, De cine. Este ensayo, Vértigo y Pasión, que constituye temporalmente una mitad de camino entre los otros dos ensayos, vuelve a ser publicado casi 20 años después de su primera edición, allá por 1997, en un claro homenaje póstumo a un auténtico maestro de la filosofía que todavía hoy sigue siendo referencia para la reflexión estética.
Eugenio Trías realiza un análisis pormenorizado de la película Vértigo como un despliegue de todos los detalles que el simbolismo hitchcockniano fue dejando a lo largo del filme, una obra que mantiene una “unidad orgánica” en todos sus elementos. Para ello, Trías ahonda en las ideas que en Lo bello y lo siniestro apuntó en la primera parte del libro, “La espiral de la pasión”, con referencias constantes a ese primer ensayo: el bucle de deseo en el que caen los personajes, el amor-pasión como gran categoría estética desarrollada en la cinta, el papel de la música, del color, de los símbolos, el carácter reflexivo del cine del director británico, etc. Siempre con referencias constantes a la filmografía de este pionero del thriller psicológico y con el ánimo de percibir lo genuino de la película protagonizada por James Stewart y Kim Novak.
Lo bello, lo sublime y lo siniestro, grandes categorías estéticas, se conjugan en la película en medio de los juegos simbólicos del deseo, de la pasión y de la muerte en una intrincada dialéctica que Eugenio Trías muestra a lo largo de su obra. 
En la segunda parte del ensayo, Eugenio Trías aborda la película de modo casi forense: escena a escena, plano a plano, símbolo a símbolo, sonido a sonido. Para el filósofo barcelonés se distinguen en la película cinco movimientos que podrían ser divididos, a su vez, en dos partes casi simétricas en sus contenidos argumentales. Volver a ver la película mientras se lee este estudio permite dejarse llevar por la misma pasión cinéfila y filosófica del mismo autor. Un libro de filosofía y cine, de estética y de arte, de símbolos y detalles al que el lector puede acercarse como quien va a ver Vértigo junto con su viejo amigo Eugenio.

viernes, 24 de marzo de 2017

José María Rodríguez Olaizola: Contemplaciones de papel. Por José María Vaca Nieto

Rodríguez Olaizola, José María: Contemplaciones de papel. Sal Terrae, Santander, 2009. 222 páginas. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

Una invitación para volver a leer pasajes del viejo Evangelio, relacionados con la infancia o la vida pública de Jesús, con los ojos nuevos que aporta la fe al creyente que se acerca a él.

Organizado en 15 capítulos con títulos tan sugestivos como creer, heridas y sensación o los miedos, cada capítulo consta de tres partes, presentadas incluso con tipos de letra diversa: una primera, contemplación de papel, en la que se pone delante del lector una recreación rica y sugerente del pasaje evangélico; una segunda en la que se establece una reflexión en torno a lo contemplado; y una tercera en la que la reflexión se pone en primera persona y/o se convierte en oración dirigida al Señor.

En su sencillez, el conjunto puede resultar de ayuda tanto para quien quiera iniciarse en la oración como para quien ya iniciado pretenda contrastar su método de hacerla.

jueves, 23 de marzo de 2017

Raimon Panikkar: Obras Completas. Por Javier Melloni

Panikkar, Raimon: Obras Completas. Herder, Barcelona, 2015. Mística, plenitud de Vida. Vol. 1, 472 páginas; y Espiritualidad, el camino de la Vida. Vol. 2: 584 páginas. Comentario realizado por Javier Melloni.

La aparición de los dos primeros volúmenes de la Obra Completa de Raimon Panikkar supone un evento editorial y cultural de envergadura. Ambos volúmenes constituyen el primer tomo sobre Mística y espiritualidad. Con ello la editorial Herder comienza una aventura editorial que constará de más de dieciocho volúmenes de la Obra Completa de este autor polifacético. Raimon Panikkar (Barcelona, 1918-Tavertet, 2010) puede ser considerado uno de los representantes más significativos del pensamiento intercultural y del diálogo interreligioso, así como uno de los grandes testigos del siglo XX.

Hijo de padre indio e hindú y de madre católica de la burguesía catalana, se formó en el colegio San Ignacio de Barcelona y entró muy joven en el recién creado Opus Dei, al cual perteneció durante más de veinte años (hasta 1966). Fue ordenado sacerdote en 1946. En 1955 se desplazó a la India, donde permanecerá durante varios años, con una alternancia creciente de estancias en Europa y Estados Unidos. Regresa definitivamente a Cataluña en 1987, donde se retira a un lugar apartado (Tavertet) desde donde siguió escribiendo y difundiendo su pensamiento, desplazándose también a diversos encuentros. Durante su vida hizo tres doctorados: en Química (1958), en Filosofía (1946) y finalmente en Teología (1961), este último bajo el título: El Cristo desconocido del hinduísmo. Estos tres ámbitos abarcan su reflexión sobre la materia, el ser humano y Dios. Posteriormente Panikkar integraría esta tríada en uno de los términos más fecundos acuñados por él: la intuición cosmoteándrica, la comprensión de que la realidad forma una unidad inseparable entre la naturaleza (cosmos), lo divino (théos) y lo humano (andros). Esta capacidad de mantener una mirada abierta y capaz de encontrar la relacionalidad es lo que funda su catolicidad. Una catolicidad que no consiste en profesar una confesión concreta, sino en el modo de profesarla. Él se confiesa católico teniendo en cuenta su significado etimológico: kata holón, «según la totalidad». Y he ahí otra de las características de su pensamiento: la indagación en el significado de las palabras. El recurso a la etimología o los neologismos que ha acuñado surgen de su rechazo a un pensamiento fácil que vive de lo convencional. Así nos fuerza a pensar más allá de los tópicos. De él procede esta afirmación paradójica: «Salí de Europa cristiano, me he descubierto hindú y regreso budista, sin dejar por ello lo primero». Y también ha dicho: «Sigo siendo cristiano e hindú, aunque me doy cuenta de que aquí no acaba mi peregrinación».

miércoles, 22 de marzo de 2017

José Manuel Andueza: La misericordia, los pobres y el Reino de Dios. Por Daniel Izuzquiza

Andueza, José Manuel: La misericordia, los pobres y el Reino de Dios. Desclée de Brouwer, Bilbao, 2016, 224 páginas. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Ha terminado ya el Año Jubilar de la Misericordia. Pero esperamos que no desaparezca la centralidad de la misericordia en la vida de la Iglesia. A ello pueden contribuir libros como este, publicado en el tramo final de este Año especial. ¿Cuál es la contribución específica de este libro, en medio de la abundante producción de estos meses? Creo que se puede responder así: si hiciésemos una sencilla encuesta acerca del libro o autor teológico que más ha influido en este Año Jubilar, la inmensa mayoría mencionaría, con razón, a Walter Kasper y su obra de 2012, La misericordia. Muy pocos serían capaces de recordar otro libro, El principio-misericordia. Bajar de la cruz a los pueblos crucificados, publicado por Jon Sobrino en 1992. Sin que haya contradicción entre ambos libros o ambos teólogos, hay subrayados diferentes y complementarios. Sobrino, en línea con la teología de la liberación, vincula la misericordia a la justicia y al Reino de Dios. Esta perspectiva es la que recupera Andueza, teólogo laico y educador social, en un libro bien ubicado en la colección “Biblioteca Manual”. No se trata de una obra de gran pensamiento original, sino una presentación ordenada de la temática enunciada en el título.

La primera parte aclara la noción de la misericordia cristiana, desde la teología bíblica, la teología de la revelación del misterio de Dios y, muy particularmente, desde la cristología. Se llega de «un Dios-con-nosotros a un Dios-para-nosotros hasta llegar a un Dios-a-merced-de-nosotros» (p. 63), que podemos reconocer como “omniamante, misericordia suprema” (p. 82).

La segunda parte del libro expone dos claves que cualifican la misericordia. Primero, los pobres, en tanto que receptores y emisores de misericordia, verdaderos sujetos de misericordia; desde ahí, la opción misericordiosa por los pobres, primero de Dios y luego nuestra. En segundo lugar, el Reino de Dios como promesa de esperanza que permite reconstruir la creación desde la misericordia; se nos invita a participar en ese proceso, «convirtiendo así el camino de Dios en camino hacia Dios» (p. 204). Digamos, para terminar, que llama la atención la ausencia de referencias a lo publicado y ocurrido en la última década. Más allá de rigores académicos, si la teología de la liberación ha de ser una teología de la realidad histórica, es difícil hablar de estas cuestiones sin incorporar la realidad de la creciente desigualdad, de la crisis global, de la violencia sectaria o de los efectos del cambio climático, por ejemplo.

martes, 21 de marzo de 2017

Rafael Díaz-Salazar: España laica. Por José Antonio García

Díaz-Salazar, Rafael: España laica. Ciudadanía plural y convivencia nacional. Espasa, Madrid, 2008. 319 páginas. Comentario realizado por José Antonio García.

Laicismo y laicidad se han convertido en tema de debate cultural no sólo en nuestro país, sino en todo el espacio europeo. ¿Cómo convertirlo de conflicto en oportunidad? ¿Qué hacer en nuestro caso para que el pluralismo ciudadano no derive en una reedición de las dos Españas que dirimen sus diferencias a «garrotazos» como en el famoso cuadro de Goya? Tal es el propósito de este libro que presentamos aquí.

Dos primeras cosas hay que agradecer al autor, profesor de Ciencias sociológicas y políticas de la universidad Complutense. En primer lugar, la de aclarar los términos laicismo y laicidad, en torno a los cuales existe una enorme confusión, así como las distintas corrientes de pensamiento que los han encarnado en nuestro pasado y en el momento actual. En segundo lugar, el análisis de esta misma problemática en el espacio europeo, principalmente Francia e Italia. Ello arroja luz sobre nuestra propia situación y nos ayuda a ver dónde estamos los españoles en relación a este debate. Tal es el contenido del primer capítulo titulado «El laicismo en Europa». Laicidad, según el autor, es «la autonomía del Estado, de la política, de la conciencia moral, de la educación y de la vida espiritual. Una autonomía con fundamento ético que se establece frente a la dominación de esas esferas por las iglesias, las religiones y las ideologías ateas o agnósticas que rechazan el pluralismo moral, ideológico, religioso y político (cf. pp. 18-19). Laicidad habla, pues, de finalidad, laicismo de los medios para conseguirlo. De ahí que el autor distinga varios tipos; el laicismo antirreligioso o de exclusión; el laicismo de neutralidad frente a la religión, que a veces se convierte en laicismo de neutralización; el laicismo de inclusión (Sárkozy acaba de bautizarlo como laicismo positivo); y finalmente el laicismo religioso, es decir, el de aquellos ciudadanos que aun siendo creyentes (y quizá por serlo) defienden la idea de una España laica (pp. 20-25).

lunes, 20 de marzo de 2017

Silvia Bara Bancel (ed.): Mujeres, mística y política. Por Eduard López

Bara Bancel, Silvia (ed.): Mujeres, mística y política. La experiencia de Dios que implica y complica. Verbo Divino, Estella, 2016. 267 páginas. Comentario realizado por Eduard López.

Un texto es fruto de un proceso de elaboración diverso. Unos nacen de la historia personal; otros, de las investigaciones sesudas; unos, de los diarios y anotaciones. Así podríamos realizar un elenco ilimitado e indefinido. En nuestro caso, esta publicación es el resultado de las XIII Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas (2015). No son unas actas, por el rigor y la naturaleza que exigirían. Más bien, se trata de una compilación de las aportaciones de los conferenciantes/autores inauguradas por un ensayo acerca del fenómeno místico bajo la pluma de Juan Martín Velasco. No hay novedad en sus palabras. Martín Velasco resume lo que había dicho en anteriores publicaciones. Es sorprendente que no incluya las nuevas contribuciones sobre la relación entre cristianismo y mística. Pienso, por ejemplo, en la indispensable obra de O. González de Cardedal (Trotta, 2015). El resto de la obra versa en tres ámbitos muy distantes: las beguinas (s. XIII), santa Teresa de Ávila (s. XVI) y Madeleine Delbrêl (s. XX). La pretensión es la búsqueda de un denominador común: mujeres, místicas e implicadas en la vida social y política que les tocó vivir, lo que les complicó en sus vidas personales. Esta ligazón muestra el hilo conductor, pero que no deja de ser un juego de palabras (implica y complica). Eso sí, muy sugerente. Los nueve capítulos dibujan la experiencia de Dios en unas mujeres que siguieron el dictamen pneumatológico hasta las últimas consecuencias. Creo que es importante resaltar la contribución del segundo capítulo (S. Bara) sobre las beguinas, porque es un mundo aún desconocido en las investigaciones españolas.

viernes, 17 de marzo de 2017

Anónima: Una mujer en Berlín. Por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo

Anónima: Una mujer en Berlín. Anagrama, Barcelona, 2006. 328 páginas. Introducción de Hans Magnus Enzensberger. Traducción de Jorge Seca. Comentario realizado por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo.

La primera víctima en las guerras es la población civil y, en especial, las mujeres (el sexo más débil). No comparto lo de que la primera víctima de la guerra sea la verdad, por mucho que lo dijera Esquilo. Porque se asesina a la verdad para tratar de esconder lo que le ha sucedido a la población civil y no desmoralizar.

Nos encontramos ante el diario de una mujer que trabajaba en una revista y no pudo salir a tiempo de Berlín. Los rusos están cada vez más cerca. Ella se esconde en el sótano de su edificio junto con sus nuevos vecinos durante los bombardeos, porque la casa donde vivía fue destrozada por la artillería. No hay apenas suministros y todos pasan hambre. Hasta que llegan los rusos. Y, en vez de acabar la guerra para ellos, todavía lo pasa peor: sufre la sed de venganza del ejército vencedor, el soviético, con continuas violaciones. Casi todo el diario está escrito en las semanas que sucedieron después de la rendición de Berlín (2 de mayo). A pesar de eso, la ausencia de guerra no significa la paz.

Como pone en la introducción, estos “garabatos íntimos” son las “memorias del subsuelo”. No es un libro morboso. No tiene detalles escabrosos, tiene realidad cruda y dura. No es un libro para pusilánimes. Estamos acostumbrados a historias de guerra de hombres y mujeres soldados, lo que resulta novedoso –al menos para mí- es el poner el foco en la población civil y en los abusos que sufren. Nos habla de un periodo de vacío legal, y de vacío existencial, donde la supervivencia es la única condición.

jueves, 16 de marzo de 2017

Carlos Taibo: Historia de la Unión Soviética, 1917-1991. Por Jesús Sanjosé del Campo

Taibo, Carlos: Historia de la Unión Soviética, 1917-1991. Alianza, Madrid, 2010. 381 páginas. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Según nos plantea el autor en el prólogo, dos son los objetivos que se persiguen con esta nueva versión revisada y puesta al día del libro editado ya en 1993: el primero es el de establecer un esquema histórico que permita al lector interesado seguir el desarrollo del sistema soviético entre 1917 y 1991; el segundo es el de colocar los hechos ocurridos en esta parte del mundo en una relación más diáfana con los grandes cambios que se produjeron dentro del resto del mundo a lo largo del siglo pasado. De ahí la delimitación concreta del espacio y el tiempo: el espacio es la Unión Soviética, una formación histórica originada por un hecho singular, la revolución bolchevique; el tiempo es el que discurre entre ese hecho histórico que ocurre en 1917 y su final, acontecido en 1991, año en el que desaparece el Estado Soviético, por efecto de la perestroika, con la separación de las repúblicas bálticas.

La creación y el desarrollo del Estado Soviético ha sido desde sus inicios un tema que ha interesado a muchos, desde diversos puntos de vista, en unas ocasiones defendiendo los grandes logros económicos que se estaban produciendo, tanto en la producción como en el reparto, y en otros denigrando la falta de libertad a la que se tenía sometidos a los ciudadanos. En la mayoría de los casos, los escritos se referían a un tema concreto, a un momento o a un protagonista de la Revolución, de ahí que el primer valor que se puede encontrar en este escrito, es el de ofrecer un panorama concreto hecho desde una postura suficientemente objetiva, en el que se deja espacio a los lectores para valorar lo que se relata. Todo ello a pesar de que el lector conozca ya el final de la historia.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Judith Shklar: Los rostros de la injusticia. Por Daniel Izuzquiza

Shklar, Judith: Los rostros de la injusticia. Herder, Barcelona, 2013. 200 páginas. Prólogo de Fernando Vallespín. Traducción de Alicia García Ruiz. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza (director de la revista Razón y Fe).

Se trata del primer libro traducido al castellano de quien fue, hasta su muerte en 1992, catedrática en la Universidad de Harvard y presidenta de la Asociación Americana de Ciencia Política. El hecho de que se trate de una obra publicada hace casi veinticinco años no resta interés a la aportación de esta «liberal sin ilusiones», como la define Fernando Vallespín en el prólogo. «¿Cuándo una desgracia es un desastre y cuándo constituye una injusticia?», es la pregunta con la que arranca el libro y que atraviesa su línea argumental, que la autora aborda desde la perspectiva de las víctimas de la injusticia, ya que está convencida de que nuestras decisiones y análisis serán injustos «a menos que consideremos a plena luz las perspectivas de las víctimas y otorguemos a sus voces su debido peso» (p. 200). Shklar se sitúa, con Montaigne y Rousseau, en la corriente escéptica y crítica ante la justicia normal; e insiste en «dar a la injusticia lo suyo» (p. 47), es decir, no considerarla sin más como el negativo de la justicia. Para ello, entrelaza el enfoque de la filosofía política con el de la psicología social, logrando así un planteamiento más concreto, encarnado e incómodo que el habitual. Resulta insuficiente o desconcertante el paso que la autora da desde la indignación o la ira hacia la venganza. Sugerentes resultan su énfasis en la injusticia pasiva, su crítica al paternalismo político contemporáneo, su análisis de la justicia primaria o su discusión en torno a las políticas de la necesidad.

Sin duda, el debate sobre las teorías de la justicia no está agotado y este libro ofrece una aportación relevante.

martes, 14 de marzo de 2017

Fernando Aramburu: Patria. Por Fátima Uríbarri

Aramburu, Fernando: Patria. Tusquets, Barcelona, 2016. 646 páginas. Comentario realizado por Fátima Uríbarri.

Testimonio de un tiempo terrible

ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada. A Bittori se lo dice una vecina, la misma que ha estado evitándola durante años. Esperaba en la esquina de la calle, mojándose bajo la lluvia, con las bolsas de la compra entre los pies, para no coincidir con ella en el portal. Años sin dirigirle la palabra y ahora se acerca para darle esa noticia. Tiene bemoles, piensa Bittori.

Que ETA pare de disparar no supone el final del ostracismo para Bittori. Es una apestada. Lo es porque ETA mató al Txato, su marido. Desde el momento en el que lo amenazaron un foso se abrió ante él y su familia. Quedaron separados del resto del pueblo. La cuadrilla no quiso salir en bici con el Txato; la carnicera ya no tenía chuletas cuando las pedía Bittori. A sus hijos también les llegó el bofetón del aislamiento y el desprecio. Al Txato lo asesinaron. Pero no hubo puente levadizo. Los suyos se siguieron quedando fuera de la vida social del pueblo. Lo mataron y fue peor. Ni siquiera los que antes eran sus amigos tuvieron el valor de asistir al funeral. Este espanto, escrito en forma de ficción por Fernando Aramburu, ha sido real. Él lo ha visto. Ahora lo transmite para la posteridad. En Patria nos lleva de la mano de Bittori y nos conduce por el País Vasco aplastado por los años de plomo, cuando los terroristas mataban hasta a cien personas al año, y nos sumerge en la atmósfera de miedo, silencio e injusticia que se respiraba en la sociedad vasca.

lunes, 13 de marzo de 2017

AA.VV.: Cinco rostros de la misericordia. Por Miguel Rubio

AA.VV.: Cinco rostros de la misericordia. En la Biblia, en la Ética, en la Pastoral, en la Antropología y en las Artes. PS, Madrid, 2016. 162 páginas. Comentario realizado por Miguel Rubio.

La "misericordia" se ha convertido en una de las claves de la enseñanza del papa Francisco. Resulta fácil adentrarse en sus alocuciones o escritos sin que asomen en su pensamiento los ecos de la misericordia, con frecuencia de modo explícito y hasta recalcado. Para él: "Misericordia" manifiesta la manera más representativa de expresarse Dios a los hombres. "Misericordia" define uno de los distintivos primordiales del estilo de vida de Jesús de Nazaret, quien -como atestigua el apóstol Pedro- "pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el mal, porque Dios estaba con él" (Hch 10, 38). "Misericordia" constituye, por lo mismo, la marca que ha de distinguir el proyecto de vida cristiano. "Jesucristo -afirma el papa, por ejemplo- es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret". Y también, marcando la pauta de la Iglesia: "La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes".

No puede, pues, extrañar que para conmemorar el 50 aniversario de la clausura del Vaticano II y situar en el centro de la vida cristiana el misterio de Dios como misericordia, haya establecido un año santo extraordinario de "Jubileo de la Misericordia".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...