martes, 27 de junio de 2017

François Fejtö: Réquiem por un Imperio difunto. Por Alfredo Crespo Alcázar

Fejtö, François: Réquiem por un Imperio difunto. Historia de la destrucción de Austria-Hungría. Encuentro, Madrid, 2015. 494 páginas. Traducción de Jorge Segovia. Comentario realizado por Alfredo Crespo Alcázar (Doctor por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid).

Historia, relaciones internacionales, política y geopolítica se mezclan e interrelacionan en la obra que tenemos entre manos. El resultado es un compendio homogéneo y brillante que analiza las consecuencias, las implicaciones y las razones que condujeron a la desaparición del imperio austrohúngaro, fenómeno que generó un impacto ineludible en el orden y en la estabilidad europeas.

François Fejtö maneja simultáneamente dos niveles de análisis, con la virtud de saber relacionarlos, puesto que se suceden cronológicamente, a modo de causa-efecto. Por un lado, uno más general que hace referencia al desarrollo de la I Guerra Mundial (centrándose sobre todo en los aspectos diplomáticos). Por otro lado, la participación de Austria-Hungría en el citado acontecimiento, lo que sentó las bases para su destrucción (que no disgregación o caída, advierte el autor). En efecto, Fejtö enfatiza el concepto de destrucción que, en este caso, no obedeció al mal funcionamiento interno del Imperio austrohúngaro (que tampoco niega). Más bien, se reconoce que uno de sus grandes déficits consistió en desestimar los deseos autonomistas de algunos de sus países integrantes o al establecimiento de alianzas contra-natura (con Alemania) sino a una acción/decisión procedente del exterior.

Dentro de estos dos niveles de análisis, existen apartados en los que profundiza con magisterio, recurriendo a las más variadas fuentes, con la finalidad de demostrar la tesis que nos presenta al inicio de la obra:

lunes, 26 de junio de 2017

Francisco: El nombre de Dios es Misericordia. Por Daniel Izuzquiza

Francisco (Jorge Mario Bergoglio): El nombre de Dios es Misericordia. Una conversación con Andrea Tornielli. Planeta, Barcelona, 2016. 144 páginas. Traducción de M.ª Ángeles Cabré. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Publicado en veinte idiomas y presentado de manera simultánea en 86 países, este libro-entrevista sirve de pórtico al Año Jubilar de la Misericordia. El conocido y prestigioso vaticanista Andrea Tornielli guía una conversación con el papa Francisco que no descubre muchas cosas nuevas pero que, al mismo tiempo, permite captar matices e insistencias. Más allá de algunos detalles que ha podido destacar la prensa en búsqueda de titulares, quiero subrayar lo siguiente. Habla en estas páginas el corazón y la experiencia de un pastor: de ahí la centralidad del sacramento de la reconciliación-misericordia, vivido como confesor y como penitente. El Papa sigue mostrándose como un maestro en el uso de metáforas o imágenes cotidianas: “la misericordia es el carné de identidad de nuestro Dios” (p. 29); el confesonario no es ni una sala de tortura ni una tintorería, porque no se trata de castigar ni de solo limpiar el pecado, sino de sanar las heridas (pp. 46-47). Dios siempre busca una grieta o una rendija para acercarse al ser humano y llenarlo de su amor (cap. 3) y así mostrar “las vísceras maternas de la misericordia” (p. 67). Insiste en la dimensión social de la reconciliación; por ejemplo, al hablar de las personas encerradas en las cárceles (y de sus familiares (p. 86), o de la corrupción, como “una costumbre mental, una manera de vivir” (p. 91). A quienes dicen que estamos ante un Papa pastor pero no teólogo, recomiendo dos breves y sencillas perlas: sin el perdón de Dios, “el mundo no existiría” (p. 45): cuestión de ontología. Y el motivo de abandonar la misericordia y caer en el legalismo está en “la pérdida del asombro” (p. 81) ante el amor desbordante de Dios. Ya decía Aristóteles que el asombro es el inicio de la filosofía. En síntesis, una lectura asequible y provechosa.

viernes, 23 de junio de 2017

José Luis Caravias: Dios en mi vida. Por Jorge Raúl Lasso Barrionuevo

Caravias, José Luis: Dios en mi vida. Viviendo como hermanos. PPC, Madrid 2016, 224 páginas. Comentario realizado por Jorge Raúl Lasso Barrionuevo.

José Luis Caravias, sacerdote jesuita, es un hombre que ha vivido entre las culturas andaluza, la campesina paraguaya, la de los hacheros chaqueños de Argentina, la del sur andino ecuatoriano y la marginal de los bañados de Asunción. Ahora, nos presenta su libro Dios en mi vida, lleno de experiencias vitales donde con mucha sinceridad cuenta cómo sus amores y formadores, Dios y los pobres, le hicieron testigo del Evangelio. 

El inicio de su vida sacerdotal entre gitanos (1967) es el preludio de su misión en medio de los excluidos: “En ese pueblo marginal encontré sentido a mi vida religiosa y a mi sacerdocio”, pues aprendió que, para entrar en sus vidas, debía hacerse uno más de ellos, compartir sus fatigas, sus trabajos, sus celebraciones y su modo de encontrarse con Dios. Al llegar a Paraguay descubrió que era insuficiente vivir como los campesinos pobres (sin ahorros y en pésimas condiciones) para cumplir con su misión evangelizadora. Ellos mismos le aconsejaron: “Deja esta vida absurda y dedícate a la formación campesina”. Así fue aprendiendo que los caminos de Dios son insondables. Su tarea en la formación de la gente y en la toma de conciencia para no dejarse explotar fue lo que provocó la oposición de las clases dirigentes. Así empezaron las persecuciones tanto a él como a otros hombres y mujeres, sacerdotes y laicos, que buscaban ser fieles al mandado de Jesús: “Liberar a los cautivos”. José Luis fue expulsado de Paraguay; otros, fueron torturados y asesinados. El miedo, la desazón y la incomprensión de algunos compañeros jesuitas y de algunas autoridades eclesiales, le llevaron a pensar en dejar su sacerdocio y en formar una familia lejos de persecuciones, de la clandestinidad y de sus dolores. Pero una vez más, Cristo sufriente le habla desde los pobres en un cementerio donde acompañaba a unos hacheros del Chaco argentino.

jueves, 22 de junio de 2017

Chantal Mouffe: La paradoja democrática. Por Carlos Rico y Alberto Priego

Mouffe, Chantal: La paradoja democrática. El peligro del consenso en la política contemporánea. Gedisa, Barcelona, 2016. 160 páginas. Prólogo de Jorge Alemán. Comentario realizado por Carlos Rico y Alberto Priego (Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Departamento de Relaciones Internacionales, Universidad Pontificia Comillas de Madrid).

Este trabajo, publicado por primera vez en el año 2000, constituye sin lugar a dudas una de las obras de referencia en la teoría política de los últimos quince años. Aquí y en El retorno de lo político se desarrolla el pensamiento de Chantal Mouffe de forma más clara y elaborada. Para contextualizar la aportación de Mouffe hay que tener presente que nos encontramos ante una destacada exponente de la teoría post-marxista que, a lo largo de su carrera, ha pretendido combinar reflexión y praxis en forma de activismo social y político. En esta tarea la pensadora belga ha contado con la colaboración de Ernesto Laclau —pareja intelectual y sentimental— con quien ha firmado obras como Hegemonía y Estrategia Socialista, de obligada referencia en los círculos situados a la izquierda de la socialdemocracia.

Hay que señalar que no nos encontramos ante un trabajo elaborado de una sola vez, sino ante una recopilación de cinco artículos escritos en diferentes momentos de la actividad docente e investigadora de Mouffe. El libro plantea un objetivo muy conciso que no se oculta en ningún momento: criticar y superar lo que la autora considera la teoría democrática dominante, que no es otra que la de la democracia liberal. En este sentido se puede decir que la tesis fundamental del trabajo, esto es, la paradoja democrática, es la fraguada por la relación antagónica entre dos tradiciones que confluyen en un determinado momento histórico: el liberalismo y la democracia. En tanto que para Mouffe no se trata de realidades fácilmente conciliables, la tensión entre ambos conceptos se extiende desde el primer capítulo al resto de la obra. Así, la autora sostiene que esta relación perjudica a la democracia y critica los intentos de síntesis tanto en el plano moral (Rawls o Habermas) como en el práctico (Tercera Vía, Neue Mitte, entre otros).

lunes, 19 de junio de 2017

Olegario González de Cardedal: Cristianismo y mística. Por Gabino Uríbarri Bilbao

González de Cardedal, Olegario: Cristianismo y mística. Trotta, Madrid, 2015. 357 páginas. Comentario realizado por Gabino Uríbarri Bilbao (Facultad de Teología, Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Comisión Teológica Internacional, Roma).

Don Olegario se adentra en un tema de gran actualidad, como es el resurgir ambiental del interés por la mística. Nuestro autor lee esta circunstancia en una doble clave: como una oportunidad para el verdadero encuentro con el Misterio, a través de las fuentes originales cristianas, especialmente la Biblia y la liturgia; o como un descafeinamiento de lo religioso y de lo cristiano, bajo el ropaje del ocultismo, lo terapéutico, el subjetivismo emocional, como una nueva gnosis (pp. 9-11).

La obra consta de tres partes principales, bastante independientes aunque convergentes, que da la sensación de haberse escrito sin un plan global de conjunto.

La primera parte se titula “Cristianismo y mística”. Contiene cuatro capítulos, bastante independientes entre sí. En el primero aborda «La mística como forma de existencia cristiana» (pp. 15-49). Ya aflora el talante básico del libro y del tratamiento de la cuestión. Jesús no fue propiamente un místico, sino un profeta (pp. 27-29). De lo cual se deduce que lo primero y principal que el cristianismo ofrece a todos no es ni mística ni experiencia mística. Si, dada la coyuntura, el cristianismo apostara por presentarse como una terapia para satisfacer las necesidades de experiencia religiosa de nuestra sociedad, entraría en un camino de desnaturalización de sí mismo. Esta idea, presentada de muchas maneras, es como una cantinela que se repite sin cesar; constituye la tesis central. Lo que el cristianismo ofrece, y debería hacerlo con todo su vigor desde sus fuentes objetivas (Escritura y Liturgia), es el encuentro con el Misterio. Para algunos pocos esto tomará la forma de mística.

viernes, 16 de junio de 2017

Daniel Pittet: Le perdono, padre. Por Gemma Fraile

Pittet, Daniel: Le perdono, padre. Sobrevivir a una infancia rota. Mensajero, Bilbao, 2017. 226 páginas. Prólogo del Papa Francisco. Traducción de M.M. Leonetti y José Pérez Escobar. Comentario realizado por Gemma Fraile.

No tenía ganas de leer este libro. Es un tema crudo y amargo (aunque tan necesario). Daniel Pittet no solo es una víctima de abusos por parte de un sacerdote. Sabe escribir y narrar su historia. Te engancha su franqueza y su falta total de rencor o veneno contra los que miraron hacia otro lado o contra su abusador. Es tan raro de ver en estos días un perdón tan diáfano y lúcido, que el regusto final del libro es de gozo: es una alegría que este libro haya sido escrito, y este es el camino por el que la Iglesia debe caminar en el tema de los abusos.

No es lo mismo escribir un libro en general, que escribir tu dolorosa historia y mostrarla al mundo con tanta claridad. Es posible que el autor se haya reservado algo para sí mismo, pero parece que ha sido poco, y es algo muy valiente, ya que, como él mismo reconoce “denunciar es algo muy complejo”.

Aun siendo un tema profusamente tratado en los medios, no solo la Iglesia, sino la sociedad, tienen dificultades para comprender a fondo la naturaleza del sufrimiento por el que pasan las víctimas de abusos, y por lo tanto, pocas herramientas para detectarlos y combatirlos. En este sentido, el libro también es muy iluminador y Pittet habla con claridad sobre los recelos que ha encontrado, aunque su generosidad le hace hablar mucho más de la ayuda que ha recibido y de los que le han acompañado en el camino.

Un hombre con tanto corazón y lucidez, que confiesa: "No vivo muy bien, pero en fin, vivo de la mejor manera posible".

jueves, 15 de junio de 2017

Anselm Grün: El arte de ser feliz. Por Jesús Sanjosé del Campo

Grün, Anselm: El arte de ser feliz. Sal Terrae, Santander, 2008. 141 páginas. Traducción de Guillermo Gutiérrez Andrés. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Conseguir la felicidad ha sido uno de los deseos más profundos del hombre a lo largo de todo el tiempo. Una parte importante de la filosofía, la ética, ha dedicado muchos esfuerzos a estudiar en qué ha puesto el hombre su felicidad en otras épocas. El presente libro se puede encuadrar en esta larga tradición, en la que se plantea que la mejor manera de encontrar la felicidad consiste en practicar la virtud, y que ésta se consigue con el esfuerzo, lo que supone establecer una segunda naturaleza. Las virtudes que nos presenta el autor, en este caso, a cultivar hoy son diez: alegría, amor, armonía, atención, encuentro, gratitud, quietud, salud, satisfacción y serenidad. Las diez virtudes tienden a componer un ideal de hombre bien diferente al de otras filosofías.

miércoles, 14 de junio de 2017

Jean Maalouf (ed.): Juan XXIII, escritos esenciales. Por José María Vaca Nieto

Maalouf, Jean (ed.): Juan XXIII, escritos esenciales. Sal Terrae, Santander, 2009. 214 páginas. Traducción de Ramón Alfonso Díez Aragón. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

Una serie de textos de Juan XXIII, recopilados y organizados en torno a cuatro tópicos —llamado a la santidad, liderazgo transformador, la Iglesia en el mundo moderno y semillas para un nuevo orden mundial— antecedidos de una biografía sencilla en la que quedan diseñados los tópicos posteriores, es lo que nos ofrece este libro.

El autor, que ya ha publicado en ocasiones anteriores trabajos similares, tiene la rara habilidad de no ocupar nada más que el espacio mínimo: se trata de dar la palabra a un personaje, en este caso el Papa Juan, y nada mejor para ello que enfrentar al lector con esa palabra desde el principio, desde la misma introducción en la que se plantea una biografía. El abandono completo en la voluntad de Dios, la determinación de ser santo, o el vivir lo que predicamos, son tres de las quince lecciones que, según el autor, proclamó este maestro a lo largo de su vida.

martes, 13 de junio de 2017

José Ignacio Antoñana y Carlos Cuadrado: Cristología sobre la marcha. Por Jesús Sanjosé del Campo

Antoñana, José Ignacio y Cuadrado, Carlos: Cristología sobre la marcha. PPC, Madrid, 2006. 171 páginas. Prólogo de José Antonio Pagola. Comentario realizado por Jesús Sanjosé del Campo.

Dos laicos, hombres de parroquia, en su afán por hacer asequible el mensaje de Jesús, plasman su experiencia de trabajo con grupos parroquiales en este libro.

La originalidad que aporta es que está montado sobre una ficción: una catequista veterana, Magda, que va unas lecciones por delante de otro catequista novel, Juanjo, le envía por correo electrónico una serie de preguntas y sugerencias, experimentadas por ella, para que Juanjo agilice su sesión catequética, a base de preguntas y recetas.

Los temas son los habituales en este tipo de trabajos: el Reino de Dios, las parábolas, los milagros, la encarnación, la muerte, la resurrección, las mujeres, la gracia, el seguimiento. La forma de tratarlos esquemática y sencilla.

El conjunto resulta ameno, curioso, sugerente, fresco y útil como guión base para un catequista de grupos parroquiales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...