lunes, 20 de noviembre de 2017

Brian Thomas Swimme y Mary Evelyn Tucker: La aventura del universo. Por Lucía Muñoz Moro

Swimme, Brian Thomas y Tucker, Mary Evelyn: La aventura del universo. Herder, Barcelona, 2017. 176 páginas. Traducción de María Tabuyo y Agustín López. Comentario realizado por Lucía Muñoz Moro.

¡Enhorabuena! ¿Sabías que perteneces a la primera generación en conocer las dimensiones científicas de la historia del universo? Somos, en efecto, los primeros en saber que el universo no es simplemente un lugar sino una historia, una aventura de la que formamos parte. Los autores del libro, dos profesores universitarios norteamericanos, nos acompañan en este recorrido fascinante de la formación del universo, enseñándonos con un lenguaje sencillo, el asombroso proceso de formación de las estrellas, las galaxias, la Tierra, hasta llegar a la aparición del hombre. Desde hace unos años, el hombre puede tomar perspectiva y admirar, como cuando llegamos a una cima de una montaña, este maravilloso viaje y comprobar que nuestra vida no comenzó el día de nuestro nacimiento sino mucho antes, 14.000 millones de años antes. Entonces, ya se moldeaba y se creaban las condiciones necesarias para que nosotros estuviéramos aquí. 

En su libro, los autores nos describen habilidades increíbles del universo. Quizás, la más novedosa, su creatividad. ¿Sabías que las galaxias elípticas no permiten crear nuevas estrellas mientras que las que tienen forma de espiral, sí? En una galaxia en espiral como la nuestra, la Vía Láctea, estamos en un punto del universo de creatividad y fecundidad infinitas. Cambios a nivel microscópico suponen grandes cambios; o que en los procesos de aparición de la vida, solo a través de la relación se sobrevive. El universo está siempre en proceso de aprendizaje… cuyos mayores logros vamos guardando en nuestro ADN… aprendemos, nos adaptamos y lo recordamos.

Y, ¿cuál es el papel del ser humano en esta historia? Lejos de las ideas o ilusiones de ser los organizadores del mundo como parece que creemos, Brian y Mary nos sugieren una idea más integradora y creativa: todos los habitantes de la Tierra tenemos algo que decir en este viaje y debemos encontrar nuestro sitio en esta “casa común” en palabras del papa Francisco. En una de sus páginas nos dan una pista: ¿nuestra inconsciencia en el trato del mundo puede venir de una inadecuada comprensión del tiempo?... hemos dejado de mirar el sol y las estrellas y ya solo miramos nuestro reloj para saber la hora… 

Es un relato muy ameno –además de breve– que debería ser leído casi obligatoriamente como “Manual de instrucciones del Universo: lee lo que sabemos hasta ahora y escribe algo para los que vendrán”. Como decía recientemente Dany Lefferière, escritor haitiano refugiado en Canadá, “los seres humanos siempre encuentran un camino para crear”. Busquémoslo, dejémonos inspirar por lecturas como esta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...