miércoles, 1 de noviembre de 2017

Gianfranco Ravasi: Teología del amor. Por Salvo Collura

Ravasi, Gianfranco: Teología del amor. EDE, Madrid, 2016, 118 páginas. Traducción de Carmen Ternero Lorenzo. Comentario realizado por Salvo Collura.

Este libro del cardenal Ravasi está movido por una intuición de fondo, que es teológica antes que bíblica: la contemplación del amor de Dios esclarece la comprensión del amor humano. Desde aquí hay que entender las dos partes en las que encuentra articulación el texto. De hecho, su primer capítulo tiene como eje central la afirmación de 1 Jn 4,8.16, “Dios es amor”, mientras que el análisis de la “antropología del amor” lleva a reconocer, en los tres capítulos de la segunda parte del texto, seis puntos de la reflexión bíblica que revisten carácter estructural: el temor, el eros, la amistad, la misericordia, la justicia y la solidaridad. 

Con un amplio recorrido que entrelaza Antiguo y Nuevo Testamento, el autor dibuja las coordenadas que, desde el horizonte de la fe, describen el amor como respuesta y adhesión a la “propuesta revelada por Dios”. Por lo tanto, queda al margen de su reflexión toda lectura psicológica acerca del tema. En la primera parte del libro se enseñan las manifestaciones históricas del amor de Dios y los rasgos de su semblante, hasta encontrar en el hombre y la mujer su icono “más real” (cfr. Gn 1,27) y en Cristo del Nuevo Testamento su representación “plena y completa”. Desde aquí, desde el “indicativo” del amor gratuito de Dios, se plasma el “imperativo” del amor humano (cfr. Lc 6,36), tratado explícitamente en la segunda parte del texto. Aquí, impresiona la cantidad de referencias tanto a textos bíblicos como a otro tipo de literatura, de Cicerone a L.F. Céline y de Santo Tomás de Aquino a O. Wilde, con las que se trata de desarrollar el tema. Claramente, el examen de la Escritura, tal y como lo propone el autor, conlleva una fuerte polaridad entre presupuestos y consecuencias por un lado, y objetivos logrados y derivaciones por otro, en un continuo diálogo entre la perspectiva propia de Dios y la del hombre a la hora de amar. 

En conclusión, y desde mi punto de vista, el texto se ofrece como ocasión de reflexión teológica sobre un tema de gran magnitud para la sociedad y cultura actual y desde el horizonte de la fe de los creyentes. En este sentido, al hilo de las múltiples aportaciones literarias que el texto propone, no habría estado de más completarlo con referencias al ámbito más estrictamente fenomenológico e histórico.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...