martes, 14 de noviembre de 2017

Jessica Brockmole: Cartas desde la isla de Skye. Por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo

Brockmole, Jessica: Cartas desde la isla de Skye. Planeta, Barcelona, 2013. 288 páginas. Traducción de Santiago del Rey Farrés. Comentario realizado por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo.

¿Puede surgir el amor por correspondencia? ¿Sería posible que TÚ te enamoraras de alguien en una relación epistolar?

Cuando escribes muchas cartas, lo que estás dando es tu interior. Lo que llevas cosido a tu alma. No eres alto ni bajo, ni guapo ni feo, eres tú, sin artificios. Sobre todo cuando escribes con un motivo ingenuo –como ocurre en este caso- de felicitar al autor de un libro.

Sinopsis. Marzo de 1912: Elspeth Dunn es una escritora de veinticuatro años que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla de Skye. Un día, recibe sorprendida la carta de un admirador que le escribe desde Estados Unidos. La firma David Graham, un estudiante universitario, lo cual supone para ella una puerta al mundo. A través de la correspondencia comparten sus mayores secretos, hasta que acaban enamorándose. Cuando estalla la I Guerra Mundial, David se alista en el frente como voluntario y Elspeth se queda en Skye con la única esperanza de que David sobreviva. Junio de 1940: en plena Segunda Guerra Mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla, lo cual sorprende a Margaret. Un día Elspeth desaparece. Su hija trata de dar con ella a través de unas cartas que encuentra. Son las que David y su madre se intercambiaron décadas atrás. La búsqueda de la madre llevará a Margaret a desvelar un pasado del que poco sabía.

Es muy amena. No es una novela histórica, no busques la recreación de los momentos en que viven los protagonistas. Están escritos de manera natural, como comentarías los hechos que están sucediendo a otra persona. Va alternando capítulos de la madre –Espelth- con capítulos donde la protagonista es la hija, Margaret. Tampoco es una novela romántica. Es una novela en la que dos personas mantienen una relación a mucha distancia, al principio como extraños, luego como conocidos para finalmente como personas que se aman.

Llegué a la novela atraído por su título porque este verano pasé por la isla. Aunque esperaba que me contara más cosas de ella (que es cierto que es mágica).

Te dejo un par de frases que a mí me han gustado mucho, ambas son del capítulo 20, hablan de Margaret, la hija:

Cuando ella abrió la puerta y te vi bailando en medio de la cocina con un viejo jersey y unos pantalones bombachos, supe sin más que tenías que ser mi chica o, al menos, si no me aceptabas, que yo había de convertirme en tu mejor amigo: cualquier cosa con tal de estar cerca de ti. (…)
«Ella sólo piensa con el corazón. No se lo vayas a romper.»

De la autora solo he podido averiguar que nació en Estados Unidos, que vivió bastante tiempo en Escocia. Actualmente vive en Indiana con su marido y dos hijos. Si estás interesado en escribirla, en su página web tienes la dirección de su agente literario.

En su página web tiene escrito:

He estado enamorada de la ficción histórica desde que tuve la edad suficiente para sentarme a leer las lecturas de Laura Ingalls Wilder. Ahora, escribo mis propias historias (y estoy mucho mejor sentada en silencio). Tracé mi primera novela, Letters from Skye, en un largo viaje desde la isla de Skye a Edimburgo. Me gusta perderme en librerías de segunda mano y, a menudo, se me puede encontrar revisando fragmentos extraños de, llamémosla, efímera "investigación".

En los agradecimientos cuenta que escribió el borrador de la novela en secreto, por las noches, cuando el resto de la familia ya se había dormido.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...