viernes, 9 de febrero de 2018

Darío E. Viganò: En salida. Por Esteban Gennuso

Viganò, Dario E.: En salida. Francisco y la comunicación. Herder, Barcelona, 2017. 184 páginas. Traducción de B. Moreno. Comentario realizado por Esteban Gennuso.

Desde aquel 13 de marzo, cuando todos quedamos boquiabiertos por la elección del nuevo Papa venido «quasi alla fine del mondo», hasta el día de hoy se han escrito —y seguirán escribiéndose— muchas líneas sobre este hombre de Iglesia: el papa Francisco. De aquí que uno podría preguntarse: ¿Qué puede traer de nuevo otro libro sobre él? Pues bien, de la fina y experta mano del literato Viganò nos encontramos con un libro que viene a ser fundamento de una de las actividades que más y mejor parece hacer el actual obispo de Roma: comunicarse. Este sacerdote italiano, dedicado a la literatura y a las comunicaciones, nos introduce en el viaje de conocer un poco más de cerca la particular forma que Francisco tiene de ser, aún desde Roma, un hombre en salida, un misionero a tiempo y destiempo. 

El autor se detiene en pequeños gestos, palabras sueltas, miradas sutiles, elementos que forman parte de este modo tan sencillo que tiene el Papa a la hora de comunicar su mensaje. Y, sin embargo, recorriendo estas páginas vamos comprendiendo cómo lo sencillo no se riñe con lo profundo, y mucho menos, con el Evangelio —¡acaso si se acerca más!—.

El primer pontífice sudamericano ha llevado a la sede de Roma un modo propio de anunciar el mensaje de Cristo y a la vez, de ponernos en esta salida misionera. Manera que no pasa desapercibido ni a propios ni a extraños. Tanto unos como otros perciben ya en sus palabras, ya en sus gestos, un mensaje que interpela y frente al que no podemos quedarnos indiferentes. Quizás, lo grandioso de esta obra es la reflexión profunda de estos modos. Ayudar a descubrir que, aunque puedan responder a un estilo forjado a lo largo de los años; sin embargo, no se alejan de las técnicas más eficaces de comunicación. Por eso, nos parece de gran riqueza que el autor ponga en relación las palabras del Papa con las de pensadores de todos los tiempos que se han dedicado a estudiar el notable fenómeno de la comunicación humana. 

En la lectura de esta obra, quizás parezca un poco redundante encontrar una vez más pinceladas de la vida de Bergoglio que son ya de público conocimiento. Sin embargo, Viganò sabe hacer de lo conocido, sorpresa. Porque ciertamente, permite descubrir en el fondo de la vida de este Papa una escuela —en su sentido amplio— que le ha formado no solo en el arte de hablar, sino fundamentalmente en el arte de escuchar. Y escuchando, saber darse como don en la maravilla de la comunicación humana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...